Un bebé es sumamente feliz porque ha vencido cada uno de los obstáculos que ha habido en su corta pero intensa vida

Un bebé es sumamente feliz porque ha vencido cada uno de los obstáculos que ha habido en su corta pero intensa vida


Por: Carlos L.P.

Los entiendo, créanme…

Mi primer y único hijo, hasta el día de hoy, el gran Matías nació prematuro de 29 semanas de gestación.

Todo el embarazo de mi esposa, Ale, transcurrió perfecto, ella es una de las mujeres mejor informadas y comprometidas con su embarazo, una joven de 26 años y yo de 29.

No podíamos creer lo que estábamos pasando, un bebé que a los 5 días de nacido con su primera toma de leche materna de 2 mm (si, tan solo eso) se le perforó el intestino debido a que no estaba completamente desarrollado, así que hubo que tomar la decisión de entrar al quirófano (yo como su padre tuve que decidirlo, aún al haber escuchado tras bambalinas a los médicos que había un 95% de riesgo de fracaso y por ende muerte del bebé).

Y ¿qué crees? ¡Sobrevivió! Una vez superado esto piensas que la libraste y no hay nada peor, pero “ah la vida!!” Llega el agua en los pulmones, las neumonías, insuficiencia respiratoria y después de un mes y medio pudimos salir del hospital. Hoy Matías tiene un año y siete meses de increíble vida.

Un bebé sumamente feliz porque ha vencido cada uno de los obstáculos que ha habido en su corta pero intensa vida.

Es lo más complicado, duro y difícil que me ha pasado en la vida (te lo dice un padre que sufrió un derrame cerebral jugando fútbol americano 5 años antes y también sobrevivió) sin embargo también te puedo decir que la vida es bella y todo, TODO sirve para algo.

No pierdan la fe, jamás!!

 

 

 

Conoce más

Historias